dEsTeLlOs dE lUz

domingo, 17 de marzo de 2013



 

Antes que nada, perdona si huele un poco a cerrado, hacía mucho tiempo que nadie se alojaba aquí, y menos aún con la intención de quedarse.Los áticos no suelen gustar a las personas como tu que sienten que el suelo es el lugar más seguro y el mañana una probabilidad entre un millón. Puede que sientas que la altitud hace que tus ideas se disipen en la niebla de la mañana gris o el atardecer de una noche de verano.

Lo cierto es que las inquietudes que maquillan tu rostro no son ningún secreto para mi, te conozco como un libro abierto de esos que sabes cual será el final antes de leer el titulo.¿Estás sorprendido verdad?, la soledad no siempre es testigo mudo de los acontecimientos, a mi me habla como el canto de un ruiseñor, tenue pero claro, breve pero conciso.

Pasa, pasa, no te quedes en la puerta, ver el ático de mi alma es un privilegio al alcance de muy pocos.Eres el elegido, pero antes que nada debo  reiterarme en mis palabras, deja los miedos en el portal y piensa que será un salto al vació, una espiral de texturas, pero sobre todo un viaje sin retorno.

¿Sigues decidido a embarcarte en este viaje? Si es así deja tu coraza en la puerta, esa que nunca se volverá a abrir para nadie más, en mi casa los sentimientos van desnudos el aroma de los alelies les protegen de la tempestad.
 
                                                                                       (/&/)

3 comentarios:

  1. Ese salto al vacío me ha despertado el apetito literario... destapo la tapa de las emociones.

    Un placer recorrerte.

    Besos almendrados ;)

    ResponderEliminar
  2. Oh, qué bueno, me ha encantado esa manera de abrirte a alguien e invitar que pase sin reparos ni miedos.
    Besos

    ResponderEliminar


  3. He estado ausente unos cuantos días y el motivo es visible en los blogs…

    El paso de los días se van sucediendo y las heridas abiertas van al encuentro de los medios para ser cicatrizadas, más nunca olvidadas.

    Intento que todo vuelva a la normalidad, pero no puedo ocultar que dentro de mí algo se ha roto dejando un enorme vacío.

    Pero como soy por instinto optimista reanudo las visitas a este tu maravilloso espacio de luz, donde me has tendido las manos continuamente, brindándome el cariño y la mesura de las palabras, que yo siempre he valorado y apreciado, más allá del tiempo y los sentimientos…

    ¡¡Y ante todo, te doy las gracias en gran medida por ayudarme a continuar el camino!!

    Un beso con dulzura

    Y un abrazo con ternura.

    Atte.
    María Del Carmen


    ResponderEliminar

Al igual que la palabra se hace poesía, letra a letra se unen tu alma y la mia... Gracias por dejar tu huella en isla de luz (/&/)