dEsTeLlOs dE lUz

lunes, 26 de octubre de 2015

Eco


Hasta las musas
imploran silencio
en lo recóndito
de los sueños

Se (en)vuelven
 lamento
ya desteñido
en aciago ol(d)vido

Se vuelven eco
enrarecido
entre las costuras
de cada sin~sentido

Ellas no buscan
hombro ni alma
que sostenga
sus miedos

~re~cov~Eco
peregrino
teñido por
lo mal~vivido

Te recuerdan que...
cada final 
se hilvana a
un nuevo  principio

Desde el acantilado
de lo no dicho
en el precipicio
de lo prescrito

(/&;/)

20 comentarios:

  1. Athenea
    Tus obras son un bálsamo divino de arte y sentimiento, regocijo del alma, tributo al talento. Si supieras, que el espíritu de tus letras me hace sentir que la vida (a pesar de todo) sigue siendo bella, porque en ella aún existen, seres como tú.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa forma de hilvanar palabras y hasta el eco necesita su silencio y, para seguir existiendo, cada final necesita un nuevo comienzo.
    Muchos besitos AtHeNeA.

    ResponderEliminar
  3. Realmente el hilvan funciona cuando algo se acaba y tienes que empezar de nuevo. Así es la vida.
    Cuidate mucho, besinessssssssssssssss

    ResponderEliminar
  4. Ese destino escrito y no escrito a su vez, el poder elegir y el esperar a ver que ocurre. Un abrazo compañera.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a tu tuz cerca de mi ...quizás mi camino a oscuras ...está tan lleno de sol que no me deja ver el final... tus versos con mis rosas de esperanza.
    El agua de los rios siempre corre clara por los centros del camino.
    lo mismo la del mar de regueras o pantanos ...
    buenos dias ...abrazos
    siempre con tu luz

    ResponderEliminar
  6. Un placer siempre leerte mi querida Athenea, tus letras son dulces melodías para los sentidos, una caricia de seda

    Un beso muy dulce de seda para Tu Luz.

    ResponderEliminar
  7. Es hermoso ver como trazas una hermosa telaraña de luz alrededor de tus palabras que nos envuelven el alma de serenidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Escribes intenso diferente
    tus palabras teñidas de aroma
    impregnan el arte de tus pensamientos
    Gracias
    por compartir con nostros lo que piensas
    y pones de tus momentos
    Abrazos desde mi sinceridad para con vos

    ResponderEliminar
  9. Las musas y tu inspiración hacen un camino perfecto
    de bellas letras que bailan en tu poema

    Besos dulces con toda tu luz

    ResponderEliminar
  10. Las musas se vuelven "eco", y en ese "eco" las debemos buscar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Siempre es un placer llegar a tu isla de luz y dejarse acariciar por tus palabras

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  12. Vaya... hemos coincidido en el tema.

    Qué casualidad...

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Tú las cuidas, a tus musas y ellas te son fieles, preciosa. Leerte y sentirte van cogidos de la mano.

    Besets!

    ResponderEliminar
  14. Cuando brama la tormenta y la nave parece a punto de zozobrar, divisar la luz del faro de tu isla, sosiega el alma.
    Las musas recogen palbras y silencios.
    Un abrazo, Athenea.


    Ocultas, perdidas
    en el fondo del sueño
    las musas dormidas,
    están en silencio.
    Hasta sus oídos llega
    el murmullo del eco
    de palabras perdidas
    que, una vez, fueron versos.
    Cuando se despierten
    y olviden sus miedos
    cuando el rumor de las olas
    tape sus lamentos
    con esas mismas palabras
    cantarán poemas nuevos

    ResponderEliminar
  15. Hola, Athenea. Siempre me da paz entrar y leer tus poemas, delicados, con fuerza, que llegan al alma. Un abrazo y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  16. Eco es el son-ido y vuelto.

    ResponderEliminar
  17. Hola AtHeNeA... Hay, el eco de las musas... quizás no dejen dormir, pero inspiran... quizás también traigan recuerdos, que están latentes, pero al final te ayudan a olvidar..
    Un abrazo....

    ResponderEliminar
  18. Me encantó leer tus letras, formidable.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. El silencio es uno de nuestros hogares. Sin él, ni nosotros ni las musas podemos habitar otros.

    Gracias y saludos.

    Alfonso.

    ResponderEliminar

Al igual que la palabra se hace poesía, letra a letra se unen tu alma y la mia... Gracias por dejar tu huella en isla de luz (/&/)