dEsTeLlOs dE lUz

viernes, 18 de marzo de 2016

"—La envidia y la comparación es mala siempre. Se ha escrito poco sobre este tema. Cuando uno se compara siempre busca el más y el menos respecto a los demás. Es una tasación personal y las personas no tienen precio, no se pueden tasar. Si a un niño de pequeño le dicen que tiene que copiar a los grandes y exitosos porque le marcarán el camino, puede caer en algo terrible que es la imitación, y eso es una forma de corrupción psicológica porque corrompe la propia identidad."
W.R.

Majla_art

[ Distintas miradas 
sobre 
una misma tirada de cartas]

***

Y desear de~sandar pasos
y tirar millas
como quien lanza por la borda
el cofre de las reliquias

Majla_art

Y robar a cada sueño
su contrapartida 
como guante  lobo blanco
teñido de malditas profecías

Majla_art

Y des~ escribir ~tilar
las lealtades
que des~hilvanan nuestros días

Majla_art

***
[Y ser cerilla
en las manos de un niño
~equilibrista~
que quema sin malicia]

Majla_art

[Recogiendo el legado
que deja cada semilla]

19 comentarios:

  1. hay querida
    cuantas verdades ocultan
    el arte
    de tus maravillosas letras
    me dejas pensando y me vuelo luego a mis pagos gracias

    ResponderEliminar
  2. Yo nunca creí eso de la envidia pues yo nunca la e sentido por nadie cada uno es como tiene que ser,y no tiene que imitar a nadie, siempre cuando sucede algo o alguien habla mal de alguien dicen es por envidia, yo nunca le encuentro sentido a esas palabras.

    Buena reflexión amiga, un abrazo feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. La envidia es el mal de nuestros días.

    ResponderEliminar
  4. Cuanta razón tienes Athenea, las palabras adecuadas en el momento que se debe.... besos :*

    ResponderEliminar
  5. Desde mi punto de vista, es curioso que W.R., sin d-escribir la envidia ni la comparación, hable sobre ellas mostrando "identidad corrompida" como si su valoración, ¿de psicólogo o de comunicólogo aventajado?, fuese universal, intangible y por encima del bien y del mal; del su-puesto bien escribir y del su-puesto mal valorar lo que hacemos los demás


    Yo creo que de pequeño le han puesto un mal modelo; eso no es lo malo; lo malo es que lo ha seguido sensu lato et sine die.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tu comentario y cariño...
    lo malo que yo no envidio a nada ni a nadie ...en todo y por todo me guio por mi corazón ...sin dos caras ni mentiras ...
    mi abrazo y buenas noches

    ResponderEliminar






  7. A ti también te gusta jugar con las palabras. Y de paso nos haces pensar a través de tus juegos.


    ResponderEliminar
  8. Por suerte no sufro de emociones, sentimientos tóxicos como la envidia que hace sufrir al emisor o los celos que vuelven posesivo a quien lo siente. Cada uno llega hasta donde le de la vara, no debemos hacer comparaciones a los niños con otros. Simplemente buscar se desarrollen en lo que les gusta o necesitan. Ha sido un gusto visitarte.

    Saludos Athenea.

    ResponderEliminar
  9. Letras profundas y sinceras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Caemos en esa tentación sin poderlo evitar... compararnos... versos para reflexionar, Athenea.

    Mil besitos, preciosa y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Las imágenes, me encantan. Son preciosas.
    Ser lo que somos es a lo único que deberíamos aspirar. Tal cual.
    Un beso Athenea.

    ResponderEliminar
  12. Cada uno tiene que ser libre de escoger su camino y como quiere vivirlo no que nadie nos lo tenga que marcar.
    Me ha gustado el poema y las fotos que dejas para acompañarlo.
    Besotessssssssss y ya queda menos para ir al paraiso

    ResponderEliminar
  13. La envidia es cual virus que corroe al ser… Una vez más, es en la educación y formación donde se deben equilibrar esos valores de la vida que al final siempre acabarán pasando factura…

    Interesante y reflexivo post, Athenea… Letras e imágenes perfectas en su fusión…

    Un placer y mil Bsoss!!

    ResponderEliminar
  14. Ya no me preocupa la envidia.
    Me arranqué de las vidas de la mayoría de la gente que conocía.
    Ya no saben nada de mí.

    Mucho mejor ahora.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Como sé que nadie me envidia pues estoy como más tranquilo, puesto que a mi tampoco me importa mucho lo que tienen o hacen los demás ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Se puede reflexionar sobre muchas cosas, pero tu entrada invita a que nos relajemos y pensemos sobre ella.
    Siempre se ha dicho que las comparaciones son odiosas. Cada persona es única y se tiene que aceptar así misma con sus defectos y virtudes, cierto que en ella está el descubrirlos y enmendarlos.
    En cuanto a la envidia... es el envidioso el que sufre ya que, el envidiado, muchas veces ni se entera que inspira envidia.
    Te dejo cariños en un fuerte abrazo.
    kasioles

    ResponderEliminar
  17. Dice un refrán:"si la envidia fuera tiña,cuantos tiñosos habría"El ser humano siempre tiende a envidiar los triunfos de los demás.Necesitamos formación para aceptarnos tal y como somos.Alegrarnos del bien de los demás y si podemos, imitemos todo lo bueno.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Des-envidiar. Una tarea siempre por hacer y siempre beneficiosa.

    Gracias y saludos.

    Alfonso.

    ResponderEliminar

Al igual que la palabra se hace poesía, letra a letra se unen tu alma y la mia... Gracias por dejar tu huella en isla de luz (/&/)