dEsTeLlOs dE lUz

viernes, 22 de septiembre de 2017

¡Corre, vámonos!

El niño que fuiste sale corriendo
por el sendero equivocado.
Lo sabe.
Cree que huyendo duelen menos
los rasguños del pasado.
El niño que fuiste va contigo
a todos lados y en silencio
grita siempre: ¡Corre, vámonos !
Pero tú, que le conoces, eliges...
a veces, seguir contando.
Y te esconde las cosas,
y te pinta siluetas
de ilegible abcd..ario.
Luego, en la soledad del a diario,
le encuentras tras la puerta,
esa que siempre termina en portazo,
esa que es prueba con la sonrisa
-pícara- en ojos y labios.
La que esconde el cementerio
de los juguetes malogrados.
Esos que... te marcan porque...
sin que lo sepas... hace mucho te marcaron.

E(re)s coleccionista insaciable
de pequeños  grandes pasos.
¡Corre, v(e)ámonos
dentro de unos años!

Y llega gritando,
con inocencia alejada de lo mundano:
¡por ti y por todos mis comepañeros!
Y eso pasa hasta que va menguando
dentro de un serio adulto adulterado...
Y le adoctrinan, y le dictan...
Y él, rebelde, acaba doblegando
y con desTiempo dice bajo:
¡Por mí, por mí, por mí!
Y hasta eso le cuesta lograrlo.

15 comentarios:

  1. Sublime, una vez mas, atenea
    Has vuelto a lograrlo

    ResponderEliminar
  2. Buenísimo!!!

    Es bueno dejar sacar ese niño que todos nosotros llevamos dentro.
    Algunos lo tienen asfixiado y no lo dejan salir, pero es tan bueno dejarle asomar cada día y que te haga sentir que sigues siendo tú...la traviesa, la pícara, la inocente, la ilusionada, la risueña, la carcajada...sin mi niña no podría seguir adelante.


    Un abrazo inmenso desde esta orilla hoy nublada y lluviosa de viernes.

    ResponderEliminar
  3. Cuando perdemos ese niño, perdemos parte de nuestra vida. A no ser claro está, que la vida de ese niño, haya sido muy complicada y difícil que de todo ha habido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Versos magistrales de una realidad que todos llevamos dentro.
    Un abrazo y felicidades.

    ResponderEliminar
  5. AtHeNeA: Ve la vida con ojos de niña, ríe, llora, se deja abrazar, representación femenina.
    feliz "FIN DE SEMANA"
    Abrazos. SI no te gusta no lo saques...

    ResponderEliminar
  6. 5 de enero de 2012

    EL NIÑO QUE FUI

    Esta noche
    cuando yo dormía
    el niño que fui
    le ha escrito una carta
    a los reyes magos
    pero después
    tristemente solo
    en un rincón de la nada
    la ha roto
    y se ha quedado llorando
    abandonado en el pozo
    del tiempo que lo mató.

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Athenea, me has hecho retroceder en el tiempo, hacia adentro... me has hecho avanzar en el mismo tiempo y me veo... por mí, por mí... y no sale más que aire sin aliento.

    Precioso poema, sentido y sensible.

    Mil besitos para tu noche, corazón.

    ResponderEliminar
  8. Te dejo mi ovación y mi silencio… pues palabras quedarían en el tintero, para expresar TODO lo que siento…

    Bsoss enormes, mi preciosa Athenea ❤️

    ResponderEliminar

  9. Siempre me gusta tu poesía pero además a veces, sólo a veces, me sorprende; hoy ha sido una de esas que lo has logrado. No es ditirambo lo que escribo no sin antes releer este epicedio del niño que fuimos.

    Recién terminado el verano espero un otoño caliente en tus versos pues hay madera, maneras y temario.

    ResponderEliminar
  10. El niño que fuimos, a veces se queda perdido dentro del adulto que somos, chocando con las paredes y retumbando en el día a día.
    El poema es muy bonito Athenea y desata todo un mundo
    Mi abrazo

    ResponderEliminar
  11. En la vida que transcurre ..tantas veces olvidamos a ese niño que todos llevamos dentro. Rescatemos siempre las bondades de la niñez dónde reinaba una capacidad casi infinita de amor y creatividad y esa dulzura de Ser, tan querible y añorada.

    Preciosos versos .. nostálgicos e inolvidables.
    Besitosss desde el corazon, AtHeNea.

    ResponderEliminar
  12. Hay un niño asustado en nosotros,que cuando menos lo pensamos salta aprensivo ante lo duro de la vida, o el anuncio del dolor y la tragedia. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  13. Hola AtHeNeA.. Ciertamente cuanto mas grandes nos hacemos, cuanto mas tiempo pasa, mas nos alejamos de nuestra infancia, quizás de nuestros ideales, y de nuestras ilusiones infantiles, nos volvemos prácticos, pero perdemos la niñez, pero siempre llega una edad en que uno recuerda y añora esa niñez que se perdió, ya no hay tiempo de recuperarla, pero si de recordarla..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Que triste, pedimos muchas veces crecer cuando somos niños y es que no sabemos como es la vida :( besos bonita :*

    ResponderEliminar
  15. Que bueno AtHe me ha encantado, gracias por recordarnos la infancia y los cobardes que nos volvemos al hacernos mayores. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Al igual que la palabra se hace poesía, letra a letra se unen tu alma y la mia... Gracias por dejar tu huella en isla de luz (/&/)