dEsTeLlOs dE lUz

martes, 27 de julio de 2010

PrObAbIlIdAD:


Todos sabemos que las coordenadas son referencias que se crearon para ubicar un punto en el espacio, imagínense ahora que ese punto lo llamamos encuentro casual de una pareja que se amará por siempre...

Para definirlo espacialmente debemos escoger sus coordenadas solo que para definirlo mejor tendremos que agregarle una solución mas compleja al problema ya que en el espacio tiempo debe haber una conjunción de dos puntos (a menos que te quieras enamorar solo).
Entonces el sistema se define como dos puntos A y B que tuvieron su punto de origen cuando nacieron y de allí en adelante comienzan a moverse cada uno en su espacio tiempo... y entonces al cabo de unos 20 años terrestres A y B finalmente se encuentran en algún lugar de este planeta en el tiempo t1 y coordenadas x1, y1 y z1, ya esta conjunción de por sí ha sido extremadamente casual diríamos que la probabilidad seria así P= 1/(N*N) donde N es la población de una ciudad pequeña.
Además de esto deben sumarse otros requisitos como el caerse bien, tener química mutua, llevarse bien en la cama, tener intereses similares y quizás lo mas difícil evolucionar en armonía con el paso del tiempo...
Como mi empeño de hoy es ponerle algún parámetro medible a este encuentro de amor eterno, tenemos que asignarle a cada una de estas cualidades necesarias un peso en la formula del cálculo de la probabilidad diciendo además que cada una de estas cualidades solo coinciden en un 10 % de la población es decir 1/10...
Entonces sí para simplificar este encuentro solo agregamos 5 factores necesarios para alcanzar el amor de tu vida la probabilidad final de encontrarla sería: P= 1/(N*N*10*10*10*10*10).
Es decir que sí vives en una ciudad de un millón de habitantes la probabilidad de encontrarte con tu amor eterno sería de 0,00000000001 (1 cienmilmillonésima parte).

Conclusiones:

- La probabilidad de encontrarte con el amor de tu vida es prácticamente cero
- No debes basar tu vida en un encuentro tan improbable
- Sí alguien tiene la suerte de encontrarlo debe considerarse afortunado y cuidarlo como se cuida un tesoro.
- La relación de pareja debe irse llevando con el tiempo viviéndola día a día sin mayores expectativas y agradeciendo que amaneció un día nuevo y que todavía se sigue estando bien juntos.

Rigores
Las matemáticas poseen no sólo la verdad, sino la suprema belleza, una belleza fría y austera, como una tumba.
Bertrand Russell

3 comentarios:

  1. Bueno ante todo he de decirte que muy buena esta ultima entrada, me a gustado como lo has redactado, y bueno... yo seguire jugando a la probabilidad a ver que sale.jejeje. Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Caray! Menos mal que no me dijeron esto cuando era adolescente, se me hubiera caido el mundo encima ante dicha cifra.
    Entonces he tenido la enorme suerte de ser esa pequeñísima probabilidad, por lo tanto no es imposible, ya que llevo junto a mi marido más de media vida y cada día nos queremos más. Uff! muy buena tu entrada, me gustó un montón.
    Un besote muy grande.

    ResponderEliminar
  3. Agrego una conclusión:

    . Si encuentras a tu alma gemela y dadas las anteriores verdades(supuestamente absolutas) piensa que ha sido el destino.

    ...pero entonces...si es que hay un destino...
    hay un plan previamente creado?.

    Saludos,de un caminante.

    http://caminantesilenciosoblog.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Al igual que la palabra se hace poesía, letra a letra se unen tu alma y la mia... Gracias por dejar tu huella en isla de luz (/&/)