dEsTeLlOs dE lUz

miércoles, 16 de septiembre de 2015

#cierra la puerta, ven y siéntate cerca

Y ser diente de león
en mitad de dos tempestades
en contraria dirección

Como puertas que no cierran
desde nuestro lado.
Fantasmas
que van de año en año.

Y nosotros siguiéndoles
entre dudas y silencio
en el legado de nuestro pasado.
¿Pasado?

Y derretir las horas
esperando
avanzar
aquí,
allí,
en cualquier otro lugar.

(/&;/)

21 comentarios:

  1. Los fantasmas del pasado caminan a nuestro lado moldeando cada día por el que transcurre nuestra vida.

    Preciosas letras, me han encantado.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
  2. Hace mucho tiempo que no escribía, pero tu entrada representó un poco de lo que siento. Ese cerrar puertas es tan extraño!. Porque desde mi lado se ve tan alta y enorme que aún no termina de cerrar. Sin Embargo, se puede, porque ya casi y el corazón sana sin darnos cuenta.
    animo que de seguro en la próxima puerta descubres lo que anhelas.
    es muy lindo tu espacio, espero volver pronto.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Precisamente hoy es jornada de puertas abiertas en mi casa y como el día está finiquitando me apunto a lo de cerrar la puerta, ir y sentarme tan cerca como se me pida, pero prometo que ese cierre no es físico es sólo una forma de referencia opuesta a la idea del todo vale en cualquier momento y sin motivo.

    También prometo que lo de ir lo haré rápido, no tanto como la luz pues navegar a una isla y con ciclogénesis no es tarea fácil ni para los dioses de los mares y yo sigo siendo grumete.

    En lo que si me considero especialista es lo de sentarse y si es de noche y hay luna llena no hay menino que me gane.

    El tiempo me dará o quitará razones.

    ResponderEliminar
  4. Siempre esperando ese momento de poder avanzar, cerrar y dejar el pasado. Bonitas letras, AtHeNeA. Fragilidad melancólica.

    Mil besitos y felices sueños, preciosa.

    ResponderEliminar
  5. Sabes AtHeNeA.. cuando te encuentres un fantasma sentado a tu lado, no te alteres invitarle a tomar un vermout, y cuando menos se lo espere, le dices que vas al baño, y desapareces, también puedes apagar la luz que a oscuras no ven nada...je..je..
    Un abrazo....

    ResponderEliminar
  6. Fantasmas que siempre anda con nosotros...
    De ello estoy segura.
    Beso

    ResponderEliminar
  7. Cerrar puertas, olvidar el pasado y vivir sin fantasmas, no siempre resulta fácil.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Aquí no quedan ni los fantasmas.
    Y las puertas tienen ganas de huir.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Si nos movemos con sentido, aunque sea entre fantasmas, es que estamos acertando en la vida.

    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  10. Por muchas puertas que existan y queremos cerrar los fantasmas del pasado pocas veces logran quedarse atrás, siempre de alguna manera se cuelan y siguen caminando junto a nosotros.
    Besos de luz

    ResponderEliminar
  11. Precisamente la canción de la que has sacado el título de tu poema abre una de las muchas puertas a los fantasmas de mi pasado. No malos necesariamente, pero sí que da pena recordar viejos tiempos y acordarse de gente que hemos ido dejando en el camino cuando hace un puñado de años pensábamos que siempre estaríamos juntos.

    Voy a ponerlos en orden y a volver a cerrar las puertas

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  12. El pasado no se puede negar , en el viven los fantasmas , la clave es saber que siempre aparecen cuando nosotros-- u otros- destapan la caja ... es entonces cuando no hay que escapar si no darles el don de la palabra y zzzzzzzzzzzz as desaparecen no les va mucho el diálogo

    un abrazo y una caricia ...

    ResponderEliminar
  13. los fantasma siempre están cerca de nosotros, puede ser nuestro mejores amigo o enemigos... besos

    ResponderEliminar
  14. Boa tarde, os fantasmas fazem parte da nossa historia, devemos deixa-los sossegados para que não regressem.
    AG

    ResponderEliminar
  15. Exacto. Qué triste condena a la que nos condenamos...

    Por cierto, en especial, ME ENCANTA esa foto que tienes de los patos. ES PRECIOSA.

    Bona nit :)

    ResponderEliminar
  16. los fantasmas nos van dejando puertas abiertas para invitarnos a pasar cuando llegue el momento.. y nosotros nos empeñamos en no verlas, en negar su existencia.

    ResponderEliminar
  17. Siempre habrá una puerta abierta, aunque se cuelen los fantasmas, mientras no muera la esperanza de avanzar, siguiendo las corazonadas al son de los sentimientos que, por más que nos empeñemos, analizando blanco sobre negro, lo puro y bueno que hubo no lo lleva el tiempo...
    Gracias por tu luz, Athenea. Me uno a ella
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Cuando se llama a una puerta y te responden del otro lado que te has equivocado, bajas a la arena y.,.zas! agua, tocado y hundido..

    ResponderEliminar
  19. Nos aconsejan, a menudo, que cerremos puertas, que abramos ventanas, que cerremos libros que acaban con la palabra fin y abramos nuevos capítulos. Hagámoslo, pero sin olvidar que los responsables de lo que somos ahora, está en esos espacios vividos, y entre esas hojas en las que escribimos nuestra historia.

    Besets!

    ResponderEliminar

Al igual que la palabra se hace poesía, letra a letra se unen tu alma y la mia... Gracias por dejar tu huella en isla de luz (/&/)