dEsTeLlOs dE lUz

viernes, 29 de abril de 2016

El horizonte 
le mira
con ojos cansados 

Y el viejo banco
replica
"Llevo aquí desde hace años"

A veces hay que callar
Shhh
y acomodar los pasos

No juzgar 
sino (vol)ver se
acuarela en el llanto

El horizonte 
le mira 
con ojos rasgados

Y el viejo banco 
replica  suplica
llevame contigo
a cada paso

La distancia 
no está
en lo que decimos
somos
o pensamos...

la distancia la perfilan
nuestros actos

Banco de Loiba -Ortigueira
La Coruña 

33 comentarios:


  1. El horizonte es igual que el camino, se hace horizonte al andar.

    ResponderEliminar
  2. Cuesta romper el silencio y la soledad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. En definitiva, la distancia muchas veces es la que cada uno de nosotros quiera poner. Yo soy muy de distancias cortas, en general.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que la distancia está en nuestra mente, como casi todo.
    BEsos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Las distancias las ponemos nosotros con nuestras actitudes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Nuestra actitud es la última palabra de nuestros pensamientos… Es en ella donde radica el peso del caminar… A veces no es fácil canalizar todo eso que va surgiendo en nuestra vida, pero de ella depende la comunión con nuestra mente…o por el contrario, crear distancias y silencios…

    Hermoso post, Athenea… Como hermoso es el sentir que hay tras él…

    Mil Bsoss gigantes, amiga… Feliz finde!! ♥

    ResponderEliminar
  7. Cierto, ponemos la distancia. Nuestras actitudes acercan o repelen. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

  8. Yo también, en este caso, hago como el banco, suplico a cada paso, pero hasta ahora, nadie me hizo caso.

    Por si acaso, esperaremos juntos, el banco y yo, hasta un nuevo, y ya próximo, ocaso.

    Sólo suplicamos: llévanos contigo o mejor, vente conmigo que espero en el banco amigo.

    ResponderEliminar
  9. No sé con quién me identifico más, si con el banco o con el horizonte. Ambos se mueven cada uno en su contexto, y ambos están inmóviles cada uno en su contexto. Y aún así, estando continuamente separados, diríase que están condenados a volver a encontrarse siempre, incluso en la distancia, siempre se encuentran.

    Hemosos versos, amiga mía, como siempre, preñados de significados y con mil interpretaciones diferentes, tantas como ojos que los leen.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Gran ría y gran banco, Ortigueira es poesía toda, siempre te deja con ganas de volver, gracias por estos versos tan buenos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Cada vez que pienso en el horizonte me vuelvo a mi infancia y abrazada a las faldas de mi madre, le canto, le canto sin parar, Dios, como echo de menos ese horizonte, Athenea.

    ResponderEliminar
  12. En ese banco me gustaría estar ahora mismo :)

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  13. La distancia en más un muro de la mente, que del alma ya que esta viaja constantemente hacia donde le lleva la luz de la enseñanza.
    besos

    ResponderEliminar
  14. A veces, querida Athenea, al ver un viejo banco vienen a la mente tantas cosas, porque un banco es:

    Testigo, en noches sin luna,
    de tiernas caricias y besos,
    testigo de primeros amores,
    testigo de sueños secretos,
    testigo de tantas palabras
    pronunciadas en silencio,
    testigo de dulces miradas
    cómplice de tantos recuerdos.

    Mi abrazo enorme.
    JJ

    ResponderEliminar
  15. Gracias por estas profundas y bellas letras, ya estoy de vuelta y poco a poco iré llegando a saludar a todos.
    Me ha gustado mucho, pero este trocito más.

    La distancia
    no está
    en lo que decimos
    somos
    o pensamos...

    Un buen fin de semana y un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  16. a veces por suerte se puede desandar la distancia marcada , volver sobre nuestros pasos y enmendar (a veces sin querer, sin pensar o sin saber) endeble huella

    Mirar a la inmensidad es en cierta manera , mirar nuestro interior, has hecho una hermoso verbo y de este banco que me habla tanto (http://palabrasaldesnudo.blogspot.com.es/2016/03/tejiendo-recuerdos-entre-el-mar-y-el.html) una grandiosa metáfora

    Un abrazo de luz Athe, hoy divagando por no variar

    buen fin de semana

    ResponderEliminar
  17. "la distancia la perfilan nuestros actos" me encanto!
    besos

    ResponderEliminar
  18. Preciosos versos...en ellos el silencio habla.
    Gracias de tu visita que es un placer recibirte.
    Feliz fin de semana
    Un cariñoso abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  19. Es para sentarse en ese banco y contemplar el paisaje y después leer tu poema, y darte las gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Bonito pensamiento hecho versos.
    Me gusta mucho la primera estrofa donde veo un mensaje de soledad y silencio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. cuanta nostalgia y sabores disfrutados me traen tus bella letras

    ResponderEliminar
  22. nuestros actos, a veces cobardes, a veces sin sentido.. cierto, eso es lo que define la distancia. debemos aprender a ser responsables de ello... y vivir con las consecuencias ;)

    ResponderEliminar
  23. Hola AtHeNeA.. Los bancos, son una pieza del mobiliario que un día tendré que hablar de ellos, me seducen, nos sirven de reposo, y son testigos silenciosos, de penas, alegrías, esperas, y sueños de amor.. Los hay metálicos, de madera, de piedra, pero hay algunos con grandes historias, !Ah! si hablaran..

    ResponderEliminar

  24. En cada banco hay muchas historias de "predator & predatory" en búsqueda de presa fácil; contemplemos horizontes y sentemos cabezas.

    Tras cada banco hay menos historias bonitas de las que el mismo banco calificaría así.

    ¡Larga vida al sentido común!.

    ResponderEliminar
  25. Ohhhh es que ese banco existe????? que belleza y tus letras intensas como siempre :*

    ResponderEliminar
  26. Este poema es especial. Y por no decirte ese banco.

    ResponderEliminar
  27. Bien dicho, la distancia se desarrolla o decrece en la medida que avanzamos o retrocedemos con nuestros actos y actitudes. Me gustó.
    Un gran abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  28. Una buena y lograda poesía que lleva un sello de vida. Un placer conocerte.

    Alejandro

    ResponderEliminar
  29. uufff me ha legado al alma al decir que la distancia está en donde y como pensamos es lapidario , profundo y hermoso poema escribes con el alma tienes una magia especial , gracias !!!, por permitir disfrutar de tus letras un abrazo fuerte desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  30. hola buenos dias corazón aqui en la mañana llego y me quedo prendaita de este poema la distancia se marca según seamos o queramos estar en ese banco o lejos besitossssssss

    ResponderEliminar

  31. Desde ese banco se podrán ver hermosas puestas, pero la que abre tu blog es de singular excelencia; espero que ambas te inspiren las postreras horas de cada día y luego tus lectores las disfrutemos cual maridaje parnasiano, casi, casi, como balada inductora de aventuras tal vez poéticas previas a la cantinela de un lovely time en la alborada.

    ResponderEliminar
  32. Athenea, se echan de menos tus letras.
    Espero que estés bien y pronto nos deleites con tu ingenio.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Al igual que la palabra se hace poesía, letra a letra se unen tu alma y la mia... Gracias por dejar tu huella en isla de luz (/&/)