dEsTeLlOs dE lUz

martes, 4 de octubre de 2016

SuerTE

Somos adoquines
de la calle 13
invocando a la suerte

Como comedia gris
palpando el ambiente
Y en cada gota a voz
la ironía sonríe a su suerte

Hay pisadas que yo
desaconsejé a mi mente
pero el corazón llamó después
de beberse la decepción
a sorbos impacientes




Hay calles que busqué
sin razón aparente
y por otras pasé
obviando a l@-s presentes

Somos capricho y rareza
antes o des... pués...
la inercia nos mueve

Sólo así se logra explicar
la voz pa[u]Sada
el conflicto actual
futuro amalgama




Sólo así se logra invocar
todo lo que el alma guarda
y la cabeza a-guarda
mezclando los colores
que nos tiñen las emociones

Somos adoquines 
de la calle 13
invocando a la suerte 

Tan distintos ...
Tan des-iguales...
|irracionales 
Pisando sobre desLealtades 


26 comentarios:

  1. Somos adoquines de la calle trece,
    buscando esa playa que dicen,
    está bajo nosotros.
    Besos.

    ResponderEliminar

  2. Por suerte, la longanimidad siempre vence a esa puñalada trapera y cobarde de quienes profesan la perfidia.

    ResponderEliminar
  3. Un gato negro espera imPaciente
    siempre en la calle 13
    cruce melancolía

    Un gato negro busca
    con ojos intermitentes
    luz hecha verso

    ... Para ser poesía

    Y cuando al fin
    sale la luna
    confía en su suerte

    Ajeno a que dura
    lo que un sorbo imPaciente


    Buenos días

    ResponderEliminar
  4. Pienso que todos los que por estos lares transitamos tenemos alguna carencia, sea cual sea, unos , yo me incluyo tenemos una cojera en el alma , una ala rota que ya empieza a ser plumón tras tanto desatino, volamos, corremos, pisamos, andamos y en ocasiones nos detenemos
    no sé si es inercia, pulso o latido
    no sé si es razón de la sinrazón
    ni si hay ya adoquines en mis calles
    prefiero las corredoiras
    esas que cuando el orballo asedia
    son lameiras que embarran mis botas
    y aún así con el peso del barro
    brinco, salto, corro y bailo
    Cuesta ese paso por la carga, el peso
    7 ( sin perdón) la bosta ( si sabes lo que es)
    que no quiero ser mal hablada en tu casa
    o al menos que no me entiendan todos lo que por
    tu isla pasan
    somos un numero al azar en la ruleta de la fortuna
    una diana a la que algunos apunta con dardos envenedados
    hacia directo a la espalda
    podemos ser posada
    banco o bancada
    podemos ser muchas tanto
    y a veces nos ven tan poco
    ... que sin piedad nos aplastan.


    te dejo una canción de las mías
    de esas de siempre
    porque llorar niña, llorar es también vivir
    como reír o callar
    porque eres latido, luz y verdad


    https://www.youtube.com/watch?v=fyWjmlMK8Qg

    un abrazo desde mi orilla a tu isla

    ResponderEliminar
  5. Yo que sè. Tal vez busquemos la mala suerte y ésta nos cogió cariño por esto ya no se va.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. NO CABE LA MENOR DUDA...TUS VERSOS DE HOY APARTE QUE ESTAN MAS QUE BIEN ENTENDIDOS ...HAY QUE AGARRARSE PARA NO CAER...UF HASTA LOS DIBUJOS ...BARBAROS ,PERFECTOS.
    BUENOS DIAS Y SILENCIOS ...A VOCES TAMBIEN...ENEAS.

    ResponderEliminar
  7. Sí, somos adoquines,
    unos partidos, otros perfectos y otros envejecidos,
    pero todos juntos hacen nuestro camino.
    Besoss

    ResponderEliminar
  8. AtHeNeA... h recurrído al dicionario para mejor leerte.. un espaõl muy refinado para lo que conozco...
    Y me encantó tus figuras de estilo..tus metaforas....
    U dulce beso de ese admirador simple!!!!

    ResponderEliminar
  9. Y de vez en cuando nos pasa una apisonadora por encima.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Soy una lista de deslealtades concatenadas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Es cierto, así somos...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Transeúntes esperando el momento, acertando en el lugar exacto, para cambiar la suerte.

    Que no llega!
    (grita el ánima)
    exilian el alma, convirtiéndose en entes.

    La diosa fortuna con su vara apunta.

    Besos, AtHeNeA.

    ResponderEliminar
  13. Buenas tardes, AtHeNeA.:
    Para mí ha sido una suerte el conocerte.
    Con tus palabras logras invocar todo lo que el alma guarda, confío en que al compartirlas tu mente y tu corazón se acompasen.
    Un abrazo, AtHeNeA.

    ResponderEliminar
  14. En el camino a veces las cosas parecen quererse torcer y las llamamos mala suerte sin embargo detras hay un nuevo camino plagado de incertidumbre que atrae para si toda esa suerte a veces esquiva, para que veamos las dos caras de la vida.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. todo lo que el alma guarda
    y la cabeza a-guarda
    mezclando los colores
    que nos tiñen las emociones
    No importa el 13,
    El trébol de cuatro hojas,
    Ni la rama del romero
    O el gato negro
    Ni el hechizo del gitano
    Tampoco el miedo.

    INVOCAMOS A LA SUERTE COMO SE INVOCA A LA VIDA.
    Somos adoquines, piedras y baldosas pisadas y pisoteadas, por los días y las horas.

    Tus letras siempre esconden un profundo mensaje.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  16. Olvidé y cicatricé las deslealtades.
    Ahora cada día me despierto en un mundo nuevo.
    Todo lo que viví ya no existe.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Tus letras son poesía del alma, sin duda, propia de quien tiene un mundo interior profundamente enriquecedor, debe de ser muy difícil para alguien así sobrellevar esta sociedad tan vulgar.
    Me cuesta a mí, en realidad, y carezco de tu sensibilidad.

    ResponderEliminar
  18. Hola AtHeNeA.. Tu crees que el 13 es mal numero.. La suerte siempre ha sido caprichosa, no es para quien se la merece, o para quien la quiere, ni para el que la busca, la suerte es caprichosa, tan caprichosa que quizás se encuentre escondida en la calle 13..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  19. Cuándo el corazón se llevó bien con la razón?? Somos esos viandantes que tentamos a la suerte hospedándonos en la calle Melancolía que un Sabina desgarraba a viva voz.
    Deleitas con tus versos, Athenea.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  20. Nada fácil el camino y sus tantas bifurcaciones… Ése, expuesto a una suerte que a veces nos grita y golpea, otras, nos alienta…

    Somos un gran tesoro, guardando tesoros… En esa maravillosa danza de mente y alma…

    Bellos y reflexivos versos, con los que caminar y sentir…bajo tu hermosa pluma, que enriquece la mente, y acaricia el SER…

    Bsoss y cariños enormes, mi querida, Athenea ♥

    ResponderEliminar
  21. Siempre Athenea, invocamos la suerte.
    Tal vez en la calle 13, tal vez en la noche.
    Y, tú, pones luz. Lo sabes.
    Mi abrazo




    Somos piezas de un puzle
    somos palabras de un verso
    somos sombras en la noche
    somos suspiros y besos
    somos capricho y rareza
    y personajes de un cuento
    que van buscando la suerte
    por algún camino incierto.

    ResponderEliminar
  22. y bajo esos adoquines nos prometieron que estaban las playas, pero no han dejado de pisarnos un solo día...

    ResponderEliminar
  23. Interesante poema , los hechos de la vida van y vienen y la suerte entre ellos , a lo mejor..
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Yo soy yo y mis circunstancias, la suerte siempre esta ahí ya sea buena o mala, la neguemos o no es una gran fuerza en nuestra vida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. holaaaaa niña aqui llego tempranito tu poema es una verdad muy grande corazón hay veces que no sabemoos caminar sin dar traspies y la vida o los sueños, o los anhelos los pisamos como a los adoquines queriendo o sin querer besitosssssss

    ResponderEliminar
  26. Describes muy bien
    el sustento de nuestros pies...
    aprendices seremos siempre.
    me gustaron tus escritos...

    te convido a pasar a los míos...
    gracias.

    ResponderEliminar

Al igual que la palabra se hace poesía, letra a letra se unen tu alma y la mia... Gracias por dejar tu huella en isla de luz (/&/)