dEsTeLlOs dE lUz

lunes, 16 de octubre de 2017

Cinza

Estamos sumIdos
en el gris del des(a)tino
de cuatro.

El dolor es inmenso
bajo esta nube de humo
y desConsuelo rojo
que lo abarca todo.

Cada año la misma historia
parece arder en eterno.

A veces ya no salen las palabras...
Me quedo muda
bajo este manto siniestro.
Y caen las lágrimas
sobre el cielo del suelo.

Quién para todo esto?
Porque tras el fuEgo está
la mano de cuatro
que deberían arder en el infierno.

20 comentarios:

  1. Me causa mucha tristeza, año tras año como dices es la misma historia.

    No saben esas manos el daño que causan en la naturaleza y en las personas.

    Tanta maldad sin sentido de verdad que me desborda.

    Siento infinito que el fresco verdor se convierta en gris ceniza.

    Un abrazo inmenso, siempre.

    ResponderEliminar
  2. No podemos culpar a otros de los desatinos propios, hemos de aceptar que nuestros silencios permiten cosas que nos pueden incomodar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Es duro y cruel y está en nuestro presente como conciencia negra. Pienso como tú.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Mi querida Athenea, es horrible lo que está pasando, bajo el mando de unos desaprensivos la naturaleza arde.
    Mi abrazo siempre.

    Mil besitos a tu luz y muy feliz día.

    ResponderEliminar
  5. Estoy espantada con lo que está sucediendo! Son atentados a la tierra, terrorismo ecológico, que pareciera no tener fin (intereses recalificatorios tal vez?) hace un mes escaso ardió el monte en esta pequeñísima isla... desde la capital, podían verse las columnas de humo y el cielo rojo,de la montaña envuelta en fuego.
    Horrorizada.

    ResponderEliminar
  6. Es tremendo lo que está ocurriendo.
    Para mí son auténticos terroristas.
    Mi abrazo, Athenea.

    ResponderEliminar

  7. Lo dice la R.A.E., un incendiario es él o la "Que incendia con premeditación, por afán de lucro o por maldad" y aunque es un adjetivo utilízase también como substantivo.

    Y ya que les gusta el fuego voy a expresar mi más sincero deseo hacia ellxs:

    "Qué más pronto que después generen fuegos...fatuos. Amén"

    ResponderEliminar
  8. Yo preferiría que ardieran un poco primero aquí,en la Tierra,en el mismo incendio que han provocado.Es tanto el dolor que causan que cualquier castigo para ellos me parece poco.Siempre he dicho que el ser humano es capaz de lo peor y de lo mejor a la vez.En estos hechos está la prueba definitiva:cientos de seres humanos jugándose la vida para salvar las casas de los afectados por un fuego que han provocado otros seres humanos sin motivo,porque no puede haber un motivo para esta barbaridad.

    Saludos Athenea

    ResponderEliminar
  9. Es lo lamentable de esto y muchos sucesos, que detrás está la propia maldad del hombre. Esperemos acabe pronto.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! hace tiempo que no viajaba por el mundo de palabras pero hoy estoy tan triste. Tu poema lo describe muy bien. Un abrazo afectuoso

    ResponderEliminar
  11. Mi querida Athenea, leo y leo tu poema y lloro y lloro, ayer en los Oscos no amaneció y estuvimos sumidos en la oscuridad todo el día. Y mi corazón roto de tristeza. No entiendo tanta ignorancia y tanta maldad. Un besin muy muy muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona por meterme en esto pero ¿sabe la gente quienes son los incendiarios y tiene miedo a denunciarlos?
      Gracias.

      Eliminar
    2. Te aseguro que de saberlo sería la primera en denunciarlo, donde corresponda!
      No sé a qué viene ese comentario pero si tu sabes de alguien que sabe y calla... deberías delatrl@s a amb@s.

      Eliminar
  12. Un bello texto social y poético. Detrás está el miedo. Poderoso caballero junto al dinero. El miedo evita que se denuncien a quienes se conocen, por la venganza, ya sabes, y no se puede juzgar a nadie sin pruebas ni testigos en un país de garantías democráticas. El silencio, hasta que se afronte como el problema de la violencia de género. Al tiempo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Mi querida tierra gallega arde ¡y pensar que no puedo hacer nada!
    Indignación e impotencia me llevan a sacar a relucir lo peor de mí, no entiendo que haya corazones llenos de maldad que, basándose sólo en sus propios intereses, arrasen el verdor que caracteriza a mi tierra y todo lo que ello conlleva.
    Aprovechando que mi ordenador vuelve a funcionar, te dejo un fuerte abrazo con mis cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  14. Buenas tardes, AtHeNeA:
    Sí, la verdad es que estamos atrapados en una redoma de injusticias.
    Me temo que más que cuatro, los cuatreros son legión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Hoy te dejo mi silencio… ese que grita y dice de dolor…

    Bsoss a Tú Luz, preciosa amiga.

    ResponderEliminar
  16. Los dos sabemos de que halamos amiga,la distancia no es mucha y el sentimiento es el mismo.La mano destructora y el lucro de unos cuantos se llama culpa.Un detenido decía que se quemó el monte porque iba asar unos chorizos y se quedó tan pancho. gracias a Dios esta lloviendo, pero el daño causado es irreparable. En esta Ciudad que bien conoces, la Plaza de España,estaba sitiada por el Fuego.Un abrazo de dolor y un beso de desconsuelo

    ResponderEliminar
  17. Duele, en el 2006 fue igual o peor, lamentamos, nos lamimos las heridas, y a vender la leña quemada (una tristeza medir la madera de los incendios, ver los montes desnudándose de tierra con las lluvias, los animales sin alimento,..), en 2007 ya no podían quemar porque no quedaba demasiado por arder, entonces todos tranquilos no vamos a cambiar nada porque ya se olvidó la tragedia, ahora 2017 se cumple el ciclo, ya había combustible suficiente para otra pira.

    ResponderEliminar
  18. Qué horror.
    No puede comprender que alguien provoque incendios intencionadamente...
    Hay que ser un monstruo para hacer eso.

    Besos.

    ResponderEliminar

Al igual que la palabra se hace poesía, letra a letra se unen tu alma y la mia... Gracias por dejar tu huella en isla de luz (/&/)