dEsTeLlOs dE lUz

lunes, 23 de enero de 2017

Sæcando

Ella [no] es
todos los colores 
que visten su fachada.
Molly Gambardella
Piruetas 
que en nuevo tono
seducen su desgana.

Ápices de pigmento
que resbalan sobre la nada,
que hoy puebla
el lienzo de esta mañana.

Dagas,
con cientos de id[e]as
y [a] venidas
que guardan lo que crees que falta.

Colores reinventando
~filigranas~
sobre la corteza del alma
y sæcando
más que nunca 
 punta 
a lo que extrañas.

Vas a pintar un mañana 
y necesitas alcohol
para curar la herida
y reTirar la sequedad que acompaña.

27 comentarios:

  1. A veces nos olvidamos del alcohol y por eso escuece el alma...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pintas colores del arco iris con la pluma de tu sensibilidad decorando el lienzo de los instantes en el tiempo.

    Que preciosa tu entrada, mi querida Athenea, un lujo es venir a disfrutar de tus letras.

    Un beso enorme a tu Luz.

    ResponderEliminar
  3. Hay colores tras la corteza que tienen difícil exposición... Ojalá el alcohol nos de la oportunidad de borrar.
    Maravilloso poema y su verdad.

    Mil besitos, querida Athenea.

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes, AtHeNeA:
    Como siempre, tu arte para plasmar lo sugerente hace que mi imaginación coja de la mano al recuerdo, y juntos llegan a experiencias (unas vividas y otras ensoñadas) en las que al sacarme algo de dentro también me sequé por dentro.
    Como siempre, la luz de tus palabras cura las heridas que el recuerdo imagina.
    Un abrazo, AtHeNeA.

    ResponderEliminar
  5. Ojalá el alcohol pudiese borrar esos colores que dañan, pero hay colores tatuados en el alma que dificil borrarlos del mapa.

    Un abrazo inmenso

    ResponderEliminar
  6. Leerte me calma. Precioso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Es que a veces los colores con los que amanecemos no son los adecuados, quizás exista una gama de colores para ocultar mucho lo que sentimos o como nos sentimos...besos preciosa :*

    ResponderEliminar
  8. La corteza del alma a veces parece no acabar nunca...

    Besos.Lindo poema. Entrañable.

    ResponderEliminar
  9. No me canso de decirte el bálsamo que suponen tus palabras para el alma en cada visita. La imagen es impresionante, una buena elección para acompañar este poema.

    Gracias por los versos que me has dedicado por mi cumpleaños, tiene más valor que mil canciones ¡me encantan!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  10. Quiénes somos en realidad, Athenea?

    Nadie lo sabe.

    ResponderEliminar
  11. Qué bonito lo haces Athenea...me encanta como vas armando los versos!

    ResponderEliminar
  12. Hola AtHeNeA.. De verdad, y no quiero ni ser pretencioso, ni nada parecido, pero de verdad que cada vez que leo una entrada tuya, tengo que leerla y releerla, y se que lo haces a posta, porque es como un crisol que tiene varias vertientes, y te lo leas como te lo leas tiene distintas lecturas..
    Cuanto me gustaria que con la entrada pudiera haber una explicacion adicional, es como observar un cuadro, los hay que tienen mil matices, colores, luces y expresiones, pero son claramente definidos, y los hay que siempre tienen un fondo escondido una interpretación que depende de quien lo mira lo puede ver diferente, y solo el autor es capaz de definirlo..
    Un abrazo poeta del ingenio..

    ResponderEliminar
  13. La imagen me encanta y el poema ni que decir, me ha gustado mucho Athenea, y como dice Llorenç Gimenez en su comentario, cada poema tuyo tiene mil interpretaciones. Yo me quedo hoy con la verdadera cara que es la queda debajo de los colores.

    Mi abrazo, siempre.

    ResponderEliminar
  14. Colores asomándose, tras corazas...

    Un precioso poema en el que me vi reflejo.

    Un besito, AtHeNeA.

    ResponderEliminar
  15. La vida hay que pintarla de colores, por que si no muchas veces pierde su encanto y color.
    besos

    ResponderEliminar
  16. Siempre antes de pintar hay que preparar el lienzo.

    Besos dulces.

    ResponderEliminar

  17. ¿Cómo es ella?. Tal vez el resultado de un revoltijo de colores, tal vez mil y una minas recubiertas y otras tantas virutas; tal vez la respuesta cierta esté en la mano que manejó el sacapuntas. Le pregunto y aguardo su respuesta, tal vez consabida por creíble pero por mí no compartida y como habiendo oído la réplica ya tengo la contrarréplica en la punta de la lengua me voy con ella a la cama que ya es hora también de callarme.

    ResponderEliminar
  18. A veces te vistes de colores, te iluminas la cara con un maquillaje, o te dibujas una amplia sonrisa en la boca para mostrar al mundo, o a ti misma, ¿por qué no? que estás bien, que la vida te sonríe, que la felicidad está al alcance de tu mano, que eres la que eres con quien quieres - algo de alto costo -, mostrarte plena, clara, entera, sin máscaras, sin temores, ofrecida como una copa de agua cristalina a la vida.
    El alma en la copa. El mañana no existe. Estás ahora, aquí, y el desafío de un nuevo día. Pintando, reinventando, sacando punta al lápiz, una vez más.
    Besos, Athenea
    Beatriz M.

    ResponderEliminar
  19. Qué color tenemos en realidad?
    Cada sentimiento una pincelada,cada emoción ,un punto y seguido,cada herida un paréntesis y nosotros...en blanco y negro?
    Besucos

    ResponderEliminar
  20. Mi querida Athenea, que decirte, que es simplemente maravillo. Un besin muy muy muy grande.

    ResponderEliminar
  21. Sólo ella,y quizá una persona alma gemela,sabe qué hay detrás de su cara de colores.
    Los demás especulan sacando punta,pero nada más.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Somos todos y ninguno… Somos las tonalidades que percibe nuestra mirada, ésa, que yace en el alma… Aquella que nos predispone y nos viste con el color que siente en cada amanecer…

    Bello y reflexivo, mi querida Athenea… Leerte es perderse, y encontrarse…en un hermoso arcoíris de emociones y sensaciones…de nuestro Yo.

    Bsoss de colores!! ♥

    ResponderEliminar
  23. Ella es la otra manera de observar, el punto de vista exacto que lo cambia todo, y ella y solo ella lo puede ver. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Ella, tú, yo... todos somos colores, luces y sombras, un poquito de aquí otro poquito de allá, sonrisas y lágrimas a partes iguales en búsqueda de calor, esperanza y un poco de paz donde acurrucarnos mientras fuera todo ruge y dentro -a veces- escuece el alma... incluso sin alcohol; )

    Mágica la image, tanto como tus palabras.

    ResponderEliminar
  25. Los matices de la luz refleja de diferentes maneras la presencia de la vida. Como somos ciertamente? Bello como todo lo que escribes. Un fuerte aolauso.

    ResponderEliminar
  26. A veces el color no se ve y la sangre ayuda a distinguirlo.

    Gracias y saludos.

    Alfonso.

    ResponderEliminar

Al igual que la palabra se hace poesía, letra a letra se unen tu alma y la mia... Gracias por dejar tu huella en isla de luz (/&/)