dEsTeLlOs dE lUz

martes, 12 de enero de 2010


Cada día surge un problema, una dificultad que distando mucho de unirnos, nos aleja aún más.

Dicen que lo poco aburre y lo mucho cansa, desconozco el extremo alcanzado, sólo se que es agotador.

El pack de 3 está a punto de volar por los aires, la tensión ya es insostenible, y el papel de mediadora ni es fácil ni surte los efectos deseados, quizás lo mejor sea desistir en el intento y apuntar en la lista de utopías una más, el agua y el aceite nunca se van a entender ni mucho menos compenetrar.

Ahora sólo me queda una duda por resolver, me quedo impasible contemplando como todo se desvanece por completo o huyo hacia delante en un alarde de cobardía.

Existiría una tercera opción, descartada de antemano, puesto que alejarme aún más del planeta tierra me convertiría en la "no existencia".

Definitiva mente la primera alternativa guarda más coherencia con mi forma de ver las cosas , puesto que si algo tengo son principios, ¿me han llevado a alcanzar la felicidad y la perfección ? No, pero si renuncio a ellos me sentiré aún peor.

¿Qué es la felicidad?

La perfección no existe.

Por tanto contemplaré las ruinas de mi proyecto de templo, y no me lamentaré de lo que pudo ser y no fue, puesto que lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al igual que la palabra se hace poesía, letra a letra se unen tu alma y la mia... Gracias por dejar tu huella en isla de luz (/&/)